top of page

Importancia de una rutina y saber dónde estás parado.


Es muy importante para no encontrarnos en situaciones donde no queremos estar, y para acercarnos a nuestros objetivos saber dónde estoy parado. Pero aún más importante, por salud mental.

Tu mente al tener una estructura y saber dónde está parada, se siente tranquila y con seguridad para llevar la energía a otros procesos cognitivos; porque cuando no sabe, la incertidumbre estresa a la amígdala, encargada de las reacciones emocionales más instintivas, y cuándo ella se estresa entra en estado de “pelea-huida”, el famoso estado de ansiedad y posteriormente ataques de pánico. Al activar éste sistema le prohíbe a la corteza prefrontal (la encargada de memoria, procesos cognitivos, percepción, planificación) pensar con claridad, porque siente que su vida está en peligro y quiere mantenerse alerta.

Cuando le presentas un calendario a tu mente, una estructura más o menos estable que brinde una idea de cómo de visualizaría tú día, ello le permite a tu amígdala sentirse segura y permitirte pensar con mayor claridad.

· Cuando no sabes que hacer, tu cuerpo se prepara para lo que sea que pueda ocurrir. Lo hace produciendo la hormona del estrés ante la incertidumbre. Activar el cortisol, lleva tú cuerpo a activar el sistema de “pelea-huida”.

· Éste sistema es física y psicológicamente demandante y elimina energía para procesos de planeación y preparación para un futuro, está alerta en el presente. Ello no es útil para resolver un problema. De hecho el estrés inhibe función cognitiva de la corteza prefrontal. No hay ningún punto en pensar sobre tus planes universitarios cuando estás siendo perseguido por un tigre, porque tu proceso cognitivo le da importancia a sobrevivir.

· Todos tenemos un reloj biológico que se regula a través de la luz y la obscuridad, se le llama reloj circadiano, los ritmos generados por el cuerpo.

· La palabra viene del latín Circa Diem = casi un día.

· Piensa en los perros, a los animales les gustan las rutinas, ellos se apegan a las horas que los vas a sacar a pasear y están listos para ello, lo agradecen, sus horas de comida, etc.

· ¿cómo funciona? Bueno, primero la luz del sol entra a través de la corteza visual y ésta está conectada con un conjunto de neuronas que se abrevian SCN (núcleo supraquiasmático), las cuales se encuentran en el hipotálamo (se encuentra en la parte central del cerebro), y el hipotálamo conecta al sistema nervioso con el sistema endócrino.

· Esto significa que a través de la luz y obscuridad se regulan los procesos de sueño, hambre y reproducción.

· Pero para ello activamos muchos procesos y veamos cómo es que esto afecta:

- En las mañanas se reduce el nivel de melatonina (sueño) y suben los niveles de presión sanguínea, el latido del corazón se acelera, la temperatura corporal sube, esto causa que: en las mañanas nuestros nieles cognitivos: memoria y concentración están en su puto más agudo.

· La ciencia ha observado que el ritmo circadiano y nuestra incongruencia con horarios nos predisponen a enfermedades como la diabetes, obesidad, depresión y demencia.

· No puedes estar mentalmente sano sin una rutina, elige una hora para despertarte, la hora que quieras pero elige una y comprométete a ella, porque de otra forma desregulas tu reloj circadiano y ello regula tu humor.

· Y come algo en la mañana para que le des alimento y energía a tu cuerpo y tengas energía enfocada en tus procesos cognitivos cuando están a filo  no desayunar aumenta ansiedad.

· Un calendario, le da estabilidad a tu sistema nervioso, te da posición en el presente y te lleva a planeación y preparación para planes a futuro.  ello te lleva a una sensación de “significado” y tener significado, es el antídoto ante el caos, ante las adversidades y tragedias de la ida, porque te de algo por lo cual quieres y deseas luchar, por lo cual no pierdes esperanza.

· Una regla con el calendario es que éste no es una prisión, debe ser flexible. Intercala quereres con deberes, debe haber responsabilidades que cumplir.

· Y para ello debes tener un dialogo contigo, no un monólogo; porque realmente ni tú te haces caso a ti mismo, te dices una cosa y haces otra. así que ten un diálogo realista de cómo podrías acomodar tu calendario para disfrutar las cosas que haces cada día.

· Solemos ver: comer, bañarme, despertar, etc. como las cosas triviales, y ello abarca el 80% de tu día, ¿qué tal que siempre comes lo que sea y en dónde sea? Las cosas triviales que abarcan 80% de tu día, son las que quieres en su mayor medida disfrutar; porque son las cosas que tienes seguro que vas a hacer y de las cuales se compone tú día. NO SON TRIVIALES.

· El ser humano promedio desaprovecha entre 4-6 hrs al día, si no tenemos un horario es mucho más difícil que seamos eficaces  la sensación de ineficacia provoca: desvaloración personal, ansiedad, juicio social, vulnerabilidad y termina por darnos miedo a actuar y realizar algo, porque me siento ineficaz.

Sufres porque no eres todo lo que podrías ser, y lo sabes. Pero es doloroso aceptarlo.

¿Qué pasaría si te responsabilizas, estableces un horario, uno de preferencia que se acomode a tu reloj circadiano para que entre tú y tú cuerpo se ayuden a que cuando tu cuerpo está en mejor función para hacer algo, aproveches.

Ello no sólo lleva un mejor rendimiento y a quizá ser experto y desarrollar cosas increíbles en lo que hagas porque estarás 100% comprometido, constante y eficaz en ello. RELMENTE NO SABEMOS DE LO QUE SOMOS CAPACES DE HACER LOS HUMANOS CUANDO SOMOS CONSTANTES EN UNA COSA.

Pero también te lleva a tener una mayor conexión mente- cuerpo, escuchar a tu cuerpo y vivirte desde éste. Ello a nivel espiritual te posiciona en el presente y te lleva a un mayor desarrollo de tu espiritualidad, ya que la entrada a la espiritualidad es tu propia animalidad.

Escrito por: Ana Karen Díaz Infante Daley

10 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

Комментарии


bottom of page